lunes, 15 de septiembre de 2014

1938.


Corría el 7 de agosto, y la chica seguía entre cartones de vino y mondaduras de patata. Como la guerra, la vida de la joven apuntaba horas de más a su favor.

1938 sumaba un día nuevo.